¿Se ha apagado la llama de la pasión o has perdido el erotismo?

No son pocas las parejas estables que tras largos años de convivencia pueden llegar a experimentar una perdida de deseo sexual que tan solo puede llegar a acrecentarse con el paso del tiempo. Para muchos este proceso puede llegar a estar totalmente vinculado con una perdida gradual y compartida de la pasión y para otros esto es simplemente debido a que en estas parejas se ha perdido y descuidado completamente el lado más erótico de sus relaciones sentimentales, hecho que ha generado distancias a nivel sexual que pueden llegar a parecer incluso insorteables.

¿Por qué ya no me excitas como antes?

Esta y no otra puede llegar a ser una de las preguntas más recurrentes en muchos matrimonios o parejas estables que viven en primera persona, tras largos años de convivencia, un distanciamiento sexual acentuado en el que una vez sumidos todo parece indicar que salvo un milagro volver a encender la llama de la pasión en la relación puede ser sumamente complicado.

La realidad es que si bien durante los primeros meses e incluso años de relación, el deseo sexual era intenso o el número de relaciones sexuales era mucho más elevado, nuestra forma de actuar, de cuidar y nutrir nuestras relaciones sexuales y eróticas con el paso de los años se ve alterada por el factor de la comodidad. Por norma general tendemos a acomodarnos dentro de nuestras relaciones como hemos podido llegar a leer en el blog.loseroticos.com hasta tal punto que podemos incluso llegar a olvidar completamente cuales eran aquellos mecanismos anteriormente naturales que podrían llegar a desencadenar una reacción sexual positiva en nuestras parejas. Esta falta de interés por desarrollar y poner en práctica aquellos elementos que despertaban el lado erótico de nuestras parejas, ocasiona que cualquier tipo de relación sexual que se lleve a cabo parezca mecánica y hasta podríamos llegar al punto de incluso llegar a programar las mismas como si de la cita con el médico se tratara.

Reavivar el lado erótico dentro de nuestras relaciones sentimentales requiere una comunicación fluida y sincera con nuestra pareja, pues si bien hay ciertos aspectos de nuestra personalidad que serán sumamente complicados de cambiar o alterar, el lado erótico personal puede evolucionar, cambiar e incluso adaptar nuevas formas con el paso de los años ya que el morbo y lo que nos resulta excitante con el paso del tiempo puede cambiar radicalmente en base a nuestras experiencias personales.

Experimentar sin cerrarse a nuevas propuestas

Para muchas parejas en las que la comunicación es sumamente fluida, establecer intercambios de roles, introducir en sus relaciones sexuales juguetes eróticos o incluso disfraces, puede llegar a resultar sumamente sencillo.

Si bien estos elementos pueden llegar a ayudar a muchas parejas a incrementar no solo el placer dentro de sus relaciones sexuales sino avivar e incrementar sus fantasías personales y conjuntas, no tienen por que ser soluciones aplicables a todas las parejas. La comunicación es el primero obstáculo a sortear, pues sin una comunicación fluida y sincera al respecto de que y como nos ayudará a despertar de nuevo la pasión y el erotismo a nivel personal, pues si no somos primero conscientes de que es exactamente lo que podría llegara motivarnos a nivel erótico y sexual a título personal complicado será que podamos desarrollar fantasías y situaciones eróticas conjuntas que puedan llegar a desencadenar a que ambas partes experimenten al mismo tiempo ese deseo y necesidad de desarrollar una actividad sexual.

Todo esto, claro esta, puesto en negro sobre blanco puede llegar a parecer una tarea de sencilla hasta incluso extremadamente simple de llevar a cabo, pero la cruda realidad es que en muchas ocasiones el estrés, la dilatación en el tiempo en poner freno y medidas para huir de la apatía sexual, puede que hayan ocasionado verdaderos estragos en alguna o en ambas partes de la pareja, siendo ambas conscientes de forma errónea que sus relaciones sexuales simplemente pasaron a mejor vida o simplemente a un segundo plano.

Los terapeutas especializados en relaciones sentimentales y sexuales son uno de los mecanismos para afrontar este tipo de problemas, ya que se han especializado principalmente en abrir las puertas que en muchos casos a nivel personal nos negamos ha abrir delante de nuestras parejas y con su ayuda no son pocas las personas que han vuelto a retomar sus vidas sexuales de una forma más activa y placentera.