¿Por qué queremos estar más delgados en verano?

Ni por motivos de salud, ni estéticos ni porque en realidad nos sobren dos, tres o diez kilos de más; la realidad que empuja cada año a millones de mujeres y hombres a perder peso de forma express durante los meses de verano es directamente el sexo.

Si te ves más atractivo, tu seguridad crece

Ya que estamos puestos a perder peso durante estos meses, o para los más previsores previamente, si analizamos las causas que nos empujan a someter a nuestro cuerpo a dietas muy severas para perder esos kilos que nos sobran, la realidad nos empuja a pensar y a afirmar que es para incrementar nuestra seguridad en nosotros mismos.

El verano es traicionero y cruel, sobretodo cuando tienes problemas con los kilos pues una vez puesto el bañador los mismos florecerán de forma inexorable. Este hecho acrecienta nuestra inseguridad, ya tengamos o no pareja estable, pero aún puede ser más patente y acentuada si estamos solteros y somos de aquellos que deseamos saborear en primera persona aquellos ligues de verano de nuestra juventud, hecho que en muchos casos nos empuja a realizar dietas durante unos meses e incluso a controlar el consumo de alcohol y determinadas comidas para evitar ganar de nuevo peso durante el periodo vacacional.

A lo largo y ancho de las costas podremos ver a un sin fin de hombres que no solo se han sometido a largas sesiones de gimnasia, sino que además someten sus cuerpos durante el verano a dietas extremas y a limitar el consumo de líquidos a niveles antinaturales, con el fin de poder marcar absolutamente todos los músculos que han cultivado y trabajado durante todo el año.

Déjate de chorradas y vive la vida

Ahora, tras todo el esfuerzo que hayas hecho; la realidad es completamente diferente. Los últimos estudios afirman que ahora las mujeres no sienten ni el desprecio ni el asco que piensan muchos que tienen al respecto de las barrigas, principalmente porque las mismas pueden llegar a confirmar que en efecto tu eres una persona segura de si misma y que estás muy lejos de centrarte en modas o estereotipos físicos.

Nuestro consejo no puede ser más claro y directo: si te gusta hacer deporte genial, si te preocupan los kilos de más, perfecto pero, si eres de aquellos a los que le pueden unas bravas y una caña en un bar reafírmate en tu postura, estarás igual de atractivo chaval!