Iniciándose en los contactos sexuales con bellas travestis y transexuales

¿Has experimentado alguna vez curiosidad? ¿morbo? ¿te ha tentado la idea? Muy posiblemente si eres un hombre entre 30 y 55 años de edad e independientemente de si disfrutas de una relación estable, posiblemente – muy posiblemente – hayas jugado mentalmente con la idea de acostarte con una travesti en alguna ocasión y no es algo de extrañar, pues la atracción que poseen estas preciosas mujeres es enigmática y en ocasiones – por su belleza – cautivadora y nos pueden hacer llegar a fantasear con la posibilidad de contratar los servicios profesionales de una preciosa acompañante travesti.

Las mujeres que lo tienen todo

Para muchos, las escorts travestis son consideradas como “las mujeres que lo tienen todo” pues las mismas pueden llegar a presentar por un lado la mentalidad abierta más que presente en la gran mayoría de los hombres al mismo tiempo que pueden llegar a experimentar un deseo sexual mucho más intenso y prolongado que sus homónimas naturales. Todo esto sumado a que con el paso del tiempo cada vez las mujeres transgénero son mucho más bellas y atractivas hacen que las mismas sean el fruto de la pasión prohibida por parte de muchos hombres, sobretodo cuando estos alcanzan la madurez y tienen aún arraigada y posicionada su orientación claramente heterosexual. Para los responsables del portal de anuncios eróticos exclusivo de travestis y transexuales miltravestis.com el hecho de que estas mujeres presenten unas ciertas cualidades físicas acentuadas de las mujeres naturales así como pueden ser la belleza y unos físicos simplemente esculpidos por los dioses y al mismo tiempo, presenten medidas y grosores en sus penes erectos muy superiores a los presentados por sus clientes potenciales son atributos que facilitan su contratación, tanto por parte de los clientes habituales de sus favores así como de aquel segmento de clientes potenciales que se inician en los placeres ofrecidos por sus servicios.

Aunque en nuestro país cuenta – nos comentan – con un gran número de profesionales del sector del relax travestis y transexuales, la gran mayoría de estas chicas proceden de otros países, principalmente de latino-américa y con especial predilección en la contratación de las chicas procedentes de Venezuela y Colombia. En España si bien existe un grupo cada vez más amplio de profesionales travestis foráneas, el número de las profesionales que ofrecen sus servicios de compañía son proporcionalmente menores a los prestados y presentados por las acompañantes travestis procedentes de otros países.

Muchas de las acompañantes trans que ejercen la prostitución como profesión en nuestro país, alternan esta actividad con otras como pueden ser participar en escenas de cine erótico o incluso participar en espectáculos en cabarets y salas de ambiente. No obstante, la mayor fuente de ingresos que perciben, normalmente, estas chicas que ofrecen sus servicios de compañía radica principalmente en ofrecer sus favores sexuales, dado que la gran mayoría de los servicios ofertados por estas impactantes mujeres pueden llegar a superar los 100 e incluso los 200€ por hora de contratación.

Sensualidad y morbo para principiantes

Son muchos los que se atreven a dar el paso para experimentar en primera persona los placeres que tan solo estas profesionales del mundo del relax y el erotismo son capaces de entregar en sus encuentros pasionales, es por este motivo que muchas de estas chicas hacen en sus presentaciones un especial hincapié ofreciendo servicios para principiantes en este tipo de placeres, haciendo que sus primeros encuentros transcurran en un ambiente mucho más dilatado, cómodo y sobretodo ajustado a las primeras inquietudes y deseos de estos clientes primerizos, que inicialmente pueden llegar a sentirse desde incómodos a incluso desear paralizar la sesión de placer justo iniciarse la misma.

El trato afable, las grandes cualidades comunicadoras y sobretodo el gran saber hacer sexual de estas acompañantes hacen que muchos tras sus primeros encuentros sientan una especial atracción por las chicas travestis y transexuales, siendo el fruto muchas de sus fantasías y siendo, finalmente; contratadas con una mayor frecuencia.